Me apasiona la vida. Me considero afortunada de poder experimentar la fascinante sinfonía de sensaciones, colores, emociones, movimientos de cada instante de vida.

Me he sentido así desde muy joven y, aunque mi vida no ha estado exenta de experiencias difíciles y duras, estas, con el tiempo, me han ayudado a apreciar aún más lo maravilloso que es estar aquí y ahora.

La inmensa riqueza natural y cultural del mundo me asombra y es por ello que he querido conocer más allá de mis fronteras personales y mi entorno cotidiano.

A lo largo de mi vida me he dejado guiar por mi corazón, quizás porque no sé  cómo hacer de otra manera, quizás porque mi alma necesita entusiasmarse y conmoverse para activar mi cuerpo, estimular mi mente y nutrir mis emociones.

Vivo la vida como quién escucha una melodía y la siente con tal intensidad que no puede hacer otra cosa que ponerse a bailarla.

Así es que el movimiento ha sido siempre mi modo de expresión, al que puedo volcarme plenamente y ser sin condicionamientos y sin definiciones. Ha sido siempre mi cualidad más representativa. Comencé en mi adolescencia siendo jugadora de baloncesto. Más tarde, mi característica forma de mover el cuerpo me permitió ser modelo internacional, trabajar con grandes diseñadores y con las revistas más prestigiosas. Así mismo, mi necesidad de movimiento y conocimiento me llevaron a viajar por todo el mundo para conocer diferentes culturas. Así fue como estudié la carrera de Antropología.

Posteriormente sentí que había llegado el momento de explorar mi mundo interior y, al hacerlo, tomé contacto con una gran pasión que he tenido desde mi infancia: el baile. La autoexploración a través del baile me llevó a descubrir un camino de autoconocimiento y liberación a través del movimiento consciente y de los 5 Ritmos. Desde hace 10 años trabajo como especialista en movimiento corporal con personas de todo tipo de edad y condición física y he creado un programa de movimiento integral para la mujer llamado She Moves.

Además del movimiento, otra característica que me define es la adaptabilidad. A lo largo de los años he vivido en muchas culturas y realidades diferentes, he aprendido a adaptarme al medio en el que estoy.

Me encanta conectar con la gente y me siento muy vinculada a lo colectivo. Deseo contribuir a la armonía de la sociedad ofreciendo lo que mejor sé hacer. Me nace del corazón hacerlo. Me siento plena y feliz compartiendo aquello que me apasiona y me inspira y, sobre todo, si es beneficioso para todos. Me importa mucho el bienestar de los demás y estoy comprometida a colaborar con el bien común.

Helena Barquilla